Finanzas personales para universitarios
finanzas universitarios

Las finanzas personales abarcan todo lo que tiene que ver con tu dinero, es el equilibrio entre lo que ganas y lo que gastas. Cuando eres estudiante surgen muchos gastos; si no te organizas puedes perder el control y la posibilidad de lograr tus metas.

A continuación, unos tips que te ayudarán a organizar tus gastos:

1. Define tus objetivos.

Anota qué es lo más importante que quieres lograr, tu meta, y los pasos que tienes que dar para lograrlo. Por ejemplo: terminar tu licenciatura.

2. Haz una lista de tus ingresos.

Si tus papás te apoyan, anota cuánto dinero recibes cada semana para sacar la cuenta del mes y suma otros ingresos fijos que tengas. En este punto te recomendamos obtener un trabajo de medio tiempo relacionado con tu profesión, que te permita ganar experiencia y tener otros ingresos. Si ya estás trabajando, ¡felicidades!, ahora anota cuánto ganas al mes (tu sueldo de 2 quincenas) y suma cualquier ingreso fijo adicional.

3. Calcula tus gastos fijos.

Hay gastos que no podemos evadir, están programados y son periódicos, como la inscripción y cuotas, los gastos de transportación, los libros y materiales, etc. Si vives solo o apoyas económicamente a tu familia tienes que considerar gastos como la renta, pago de servicios, despensa, etc. Incluye todos aquellos gastos que siempre haces, cuenta hasta los regalos de cumpleaños.

4. Anota tus deudas.

Si tienes deudas, es necesario decidir cuáles deberás pagar primero y cuáles te permiten pagar poco a poco con un plan de financiamiento que no tenga intereses o que sean muy bajos. Recuerda que para empezar un ahorro, lo más sano es liquidar las deudas primero.

5. Ahorro.

El ahorro es muy importante porque hace posible que alcances tus objetivos. Designa un monto mensual de ahorro y hazte a la idea de no tocar ese dinero para nada; puede ayudarte abrir una cuenta de banco para ponerlo a salvo. Motívate pensando en qué quieres usar ese dinero, por ejemplo para comprar un coche, iniciar un negocio, un viaje, etc. Considerando que eres estudiante de universidad, es importante que ahorres un poquito cada mes para tu titulación, de este modo, al terminar tu carrera tengas todo preparado. Considera también un ahorro adicional para emergencias, ya que este tipo de gasto siempre nos sorprende y descontrola; nunca sabes cuándo lo puedas necesitar.

6. Calcula cuánto te queda.

Saca la cuenta de tus ingresos menos tus gastos fijos, el pago de tus deudas y el monto de ahorro. Lo que queda puede destinarse a esos gustos adicionales como ir al cine, de antro, las salidas con tus amigos de la universidad o tu pareja, ropa, música, etc. Incluso, si puedes, ahorra un poco más.

Aplica estos tips para tus finanzas y ayuda a tu familia a organizar sus gastos; esto hará posible que tengan una situación económica más estable y logren las metas de todos.

Foto: Tesín Tesán

  • Gzimbron

    Precisamente es lo que hago,  y se darán cuenta que sus finanzas empiezan a fluir y poco a poco el dinero empieza a rendir de mejor manera.

  • jose eduardo garrido fuentes

    cM estan las colejiathuras

    • test
  • <