¿Qué es una start up y cómo iniciar una?
shutterstock_165821492

Una start up se refiere a la creación de una nueva empresa a partir de ideas de negocio con gran potencial de desarrollo y crecimiento, que sin embargo, apenas están en el proceso de construcción. A pesar de que este término puede referirse al emprendimiento en cualquier ámbito de negocio, generalmente se asocia con negocios con un fuerte vínculo con la tecnología y el internet.

¿Qué proceso debo seguir para comenzar una start up?

De acuerdo a Business Booster son 10 los aspectos que debes tomar en cuenta para la formación de una start up:

  1. Equipo: Las personas con las cuales quieres colaborar, ¿son  emprendedores dispuestos a aportar tiempo, conocimiento y entrega por el desarrollo del proyecto?
  2. Idea: ¿Realmente están generando  propuestas innovadoras capaces de trascender?
  3. Evaluar: Debes considerar que tu proyecto sea un  modelo de negocio escalar.  Evalúa si el negocio que quieres implementar  tiene  la capacidad de crecer  y ser cada vez más explotable con el paso del tiempo.
  4. Ventaja competitiva: Tu modelo de negocio debe ofrecer  un valor diferencial que sea atractivo para los clientes potenciales. ¿Realmente estas cubriendo una necesidad para ellos?
  5. Validar: Antes de sacar tu proyecto debes realizar pruebas que comprueben que realmente funciona para tu público objetivo.
  6. Plan de Marketing: Una vez que está bien cimentado lo anterior debes de empezar a preguntarte cómo vas a comunicar tu proyecto.
  7. Constituir: Lo más importante de un negocio es establecerlo formalmente, es en este punto donde debes dejar en claro cómo vas a llevar a cabo la constitución de la empresa.
  8. Medir y ajustar: Es muy importante que tomes en cuenta las variables que vas a considerar para evaluar tu proyecto, de tal manera que tengas un eje  de referencia de lo que se está haciendo bien y lo que podría hacerse mejor.
  9. Financiamiento: Debes tener presente  los medios que necesitarás o utilizarás para poder solventar el negocio hasta que este rinda frutos.
  10. Vender: Finalmente, el trabajo más duro es llevarlo en tiempo y forma al mercado y focalizar tu energía para el logro del éxito de tu proyecto.

SI bien es un proceso que no se da de la noche a la mañana, la paciencia y perseverancia serán tus mejores aliados para esta etapa de emprendimiento y liderazgo.